Página:El Domador de Pulgas.djvu/65

Esta página ha sido corregida


bitantes están muy cerca de la tierra, son ya casi tierra. La pulga había sido una pulga de pergaminos, de familia, de segmento de escudo; de su nobleza le quedaba un solo gesto; llevar la cabeza sobre los andrajos muy levantada. Una pulga de alcohol, amiga, porque en tales apuros se crean verdaderos amigos, le dijo en tono de predicción: "cuando vos bajes la cabeza te morís": La pulga, resto de pulga bien, riéndose bajó la cabeza, pero jamás la volvió a levantar.

Como el alcohol de vicio continuado, creaba una segunda vida, se hacía terrible para las pulguitas la falta de dinero para conseguirse el líquido vital "el agua de vida" y entonces atribulaban, no con la mano tendida pidiendo caridad, sino con el alma fuera del cuerpo, tal vez pidiendo que se creara una nueva obra de misericordia, destinada al borracho.

Porque a las pulgas sobrias, les era altamente moral no darle a las pulgas de vicio. Para eso de dar, un pretexto muy pequeño podía ser muy grande. Solamente se socorría a las pulgas beodas, de un pasado muy eficiente, parecían tener más derechos los desórdenes de la balanza de las pulgas.

Las pulgas de los estimulantes, plagaban los

78