Página:El Domador de Pulgas.djvu/60

Esta página ha sido corregida


barazada de un médico invisible; aquello podía ser cierto, pero los buenos padres creyentes no estaban en un todo conforme y le decían: "pero hija deberías haber tenido solamente media pulguita, porque la otra mitad debió haber sido invisible".

Otras cosas muy eficientes eran: una pata de grillo, diurético: las antenas de las esperanzas, desde luego purgantes; las alas de las cucarachas, muy tónicas; los rabos de las ratas, emolientes; las espuelas de los gallos, afrodisíacos; y las patas de los sapos, antifebrífugos: todo lo cual macerado e incorporado a sudor de jocote en flor era una panacea.

Y dos pulgas perdieron el sentido cuando supieron lo que habían tomado.

71