Página:El Domador de Pulgas.djvu/57

Esta página ha sido corregida


no se crea que una pulga chiquitilla, lo que le sacó, con su gran poder, fué un zorro.

Las pulgas eran muy dadas a las lecherías; una vez las vacas de una pulga industrial y trabajadora, empezaron a soltar los terneros antes de los nueve meses; aquello no hacía ganar tiempo, sino que era ruinoso porque el ternero nacía muerto, y se perdía la cosecha de la leche. La pulga lechera, ya desesperada por sus pérdidas, se fué a buscar una pulga bruja de las de pacto con los infiernos.

La pulga bruja sonrió, las brujas sonríen, y levantando los hombros dijo simplemente: busquen una pulga virgen de unos 16 años que orine en las cuatro esquinas del establo. La virgen orinó pero el mal de las vacas siguió lo mismo. Al saber el fracaso la pulga bruja les decía: "¿pero, han constatado ustedes la virginidad de la pulga virgen?". Porque en el pueblo decían: "la verdad es que para prestarse a hacer eso, quién sabe como andaría aquella pulga, y peor por dinero".

Una vez una pulga en casa de una bruja, dió del cuerpo una culebra y lo más interesante fué que la produjo ya disecada y de ojos relumbrantes de vidrio y con la lengüilla siempre de fuera. Eso le sucedió a la pulga víctima

68