Página:ECH 2902 02 - Brujos.djvu/16

Esta página ha sido corregida


facultad de volar está bien expresada en el mito de La Voladora (V.) de Chiloé.

Pueden hacer bajar o subir las aguas de un rio, empleando para ello la exclamación de "¡Calma, Traiguén!", o de "¡Olque, Traiguén!" respectivamente.

Son capaces de desorientar a un transeunte, haciéndolo perder hasta el camino a su casa.

Las principales enfermedades que causan son laucaduras (alopecía), cachin (escrófulas y úlceras inveteradas), parálisis, tortícoli, "consunción" y otras. La "consunción" la provocan apoderándose de saliva de la victima, que sacan echándola al fuego.

Para hacer el daño a alguna persona, el brujo procede a examinar la sangre de la víctima, sajándola: si ve que es pobre y débil, le tira el mal; en caso contrario, se aleja sin hacerle ningún mal.

Cuando alguien desea consultar al Presidente del aquelarre de los brujos, se le obliga a ingerir previamente una buena cantidad de copas de un brevaje compuesto de alcohol y otras