Abrir menú principal

Página:Don Sancho Garcia conde de Castilla.djvu/8

Esta página ha sido validada
(VI)

Cond. Si supieras la pena con que veo,
 que lejos de agradar a mi deseo,
 aumentas con tus dudas mi quebranto,
 ese secreto no ocultaras tanto.
 ¿Qué habrá en el mundo que ocultarme debas?
Alm. Mi pena contaré, como te atrevas
 a darme tú el remedio con tu brío;
 pero lo dudo.
Cond. De este pecho mío,
 ¿qué dudas? Qué, ¿te olvidas que en él mandas?
 ¿Cuándo tus leyes no me han sido blandas?
 ¿No sabes cuánto anhelo a complacerte?
 ¿Qué me pides? ¿La vida? Dame muerte.
 Gustosa te daré el postrer aliento:
 ese sera mi más feliz momento.
 ¿A Córdoba me mandas que te siga?
 ¿Ser yo tu esclava? ¿España mi enemiga?
 ¿Qué habrá, Almanzor, que de tu amor me aparte?
Alm. Haber nacido Rey.
Cond. Llega a explicarte;
 haré cuanto me digas.
Alm. ¿Lo aseguras?
 ¿Cumplirás lo que ofreces? ¿Me lo juras?
Cond. ¡Ay cielos! Yo pensaba que tu pecho
 podía estar del mío satisfecho.
 Esas desconfianzas de tus labios
 son de mi tierno amor nuevos agravios.
 ¿Por qué me pides nuevo juramento?
 ¿Por qué nuevas sospechas? ¿Con qué intento
 me pides otra vez nueva promesa?
Alm. Porque es mayor que todas, oh Condesa,
 la nueva gracia que a pedirte vengo,