Abrir menú principal

Página:Don Sancho Garcia conde de Castilla.djvu/62

Esta página ha sido validada
(LX)

 digna te hallé de amor y de respeto;
 Mas luego que cediste fuiste objeto
 de mi desprecio: muere.
Cond. Sí, ya muero,
 la muerte me adelanta ese severo
 lenguaje horrendo del infame Moro.
 Al cielo vengador conozco, adoro
 y pido no detenga sus rigores
 contra quien me inspiró tantos horrores.
 Abrase, ¡ó Dios!, un rayo de tu mano
 al infame Almanzor: pague el tirano
 mi culpa, los peligros de Garcia,
 y el susto general. Su casta impia
 perezca y se aniquile en toda España.
 Ayuda, ¡ó cielo!, la guerra saña
 de Sancho y sus gloriosos descendientes
 contra Africa felices y valientes.
 Y tú, sin que mi culpa mas te irrite,
 permite, Sancho mio, sí, permite
 que hijo mio al espirar te llame.
 Yo quisiera lavar mi culpa infame
 con sangre de mis venas. No me basta
 del llanto mio la corriente vasta.
 Dexa, Garcia, que mi voz turbada......
 Pero siento mi fuerza ya acabada.
 La del veneno crece. ¡Ay mi Garcia!
 ¿Me perdonas?
Sanch. ¡Ay madre! ¡madre mia!
 La duda me avergüenza. Mas me aflijo.
 Si fuiste mala madre, soy buen hijo.
 Tu mano, que el veneno ha preparado,
 rendido beso, y á tus pies postrado.....

Pe-