Abrir menú principal

Página:Don Sancho Garcia conde de Castilla.djvu/61

Esta página ha sido validada
(LIX)

 tu carácter, y no tu crimen feo;
 y si á vengarme fuera inexôrable,
 sin remediar tu error, fuera culpable.
 Tu culpa y mi venganza será justo
 que pague el Moro aleve.
Alm. No con susto
 escucho tu amenaza; pero advierte
 que tu madre te quiso dar la muerte.
 Ella merece tu rigor, Garcia.
Cond. No son las ansias de la muerte mía,
 no son mis sustos y remordimientos
 los que llenan de horror estos momentos.
 Tu ingratitud horrenda y tirania,
 que procura irritar a mi Garcia,
 es mi mayor tormento: es quien osado
 me arranca y rompe el corazón rasgado.
 El crimen que insensata he cometido,
 ¿de quién sino de tí fue persuadido?
 Por quién sino por tí, ¡ó monstruo ingrato!
 ¿falté yo á mi virtud y mi recato?
 ¿Al vínculo sagrado, quanto tierno,
 que á Sancho unia con mi amor materno?
 De todos mis delitos fuente ha sido
 tu amor con mi pasión correspondido.
Alm. Nunca te amé: tu amor solicitaba,
 porque al supremo mando conspiraba.
 Si al verte me prendé de tu hermosura,
 poco duró, porque el amor no dura
 en leves contingencias cimentado.
 El tiempo, que con brio denodado
 á mi ambicioso intento resististe
 contra la vida de Garcia triste,

dig-