Abrir menú principal

Página:Don Sancho Garcia conde de Castilla.djvu/51

Esta página ha sido validada
(XLIX)

 Mas te equivocas. En su rostro miro
 no sé qué nuevo lustre, que yo admiro:
 En sus ojos qué fuego! y qué viveza!
 En su semblante augusto qué nobleza!
 No ves en medio de su Corte hermosa
 quál viene más que todas magestuosa?
 No ves como al acento de su boca,
 que al pecho limpio de sus nobles toca,
 todos suspensos ván envanecidos
 de estár á tal Señora sometidos?
 Mira con qué dulzura! Con qué agrado
 á sus vasallos habla! Lo has notado?

SCENA III.
Los de la anterior y la Condesa, con Elvira y
Damas Castellanas.

Cond. Corónese, Almanzor, yá tu deseo.
 Pocos instantes faltan.....mas qué veo?
 Sancho?
Sanch. Señora, yá me refería
 que debia sus gustos a este dia
 el Rey, y que contigo yá ha pactado
 treguas entre su Reyno y mi Condado.
 Mas pareces turbada y distrahida
 Qué es esto, madre?
Alm.Si de mi partida.....
Cond. El tiempo no se pierda, al punto vamos
 á las mesas dispuestas acudamos.
 Sigue, Garcia, á tu leal amigo.
 Al uno y otro con presteza sigo.
 Atravesad la pompa con que ostenta
 mi Palacio las paces, que presenta
 al valiente Almanzor.

Alm
G2