Abrir menú principal

Página:Don Sancho Garcia conde de Castilla.djvu/37

Esta página ha sido validada
(XXXV)
SCENA VI.
La Condesa, y Elvira. La Condesa hace una seña
para que los guardias y damas se retiren.

Cond. Oh!, mi Elvira,
 qué vil me ha parecido el artificio!
 qué pena me ha costado el sacrificio!
 No notaste mi pecho quál temblaba?
 El labio quán violento se explicaba?
 No viste de mis ojos la porfia
 contradecir cuanto mi voz decia?
 Si dura más martyrio tan violento,
 hubiera fallecido en el tormento.
 Cediendo mi interés á mi cariño,
 me hubiera declarado al tierno niño.
 Con su vista mi pecho se ha trocado:
 contra el mismo Almanzor lo hubiera armado.

SCENA VII.
Los de la anterior, y Almanzor.

Alm. Conozco que en tu pecho aún permanece
 tanto cariño, que pueril parece.
 Aun no conoce su interés; y necio
 trata su bien y el mio con desprecio.
 Dime, de Elvira al mugeril secreto,
 por qué fiaste tan sublime objeto?
Elv. Porque sabe de mi alma la nobleza.
Cond. Conozco de su pecho la entereza.
 Desde niña en palacio se ha criado

en