Abrir menú principal

Página:Don Sancho Garcia conde de Castilla.djvu/26

Esta página ha sido validada
(XXIV)

 te negase, tyrano !mi cariño,
 y le ofreciese entero al régio niño!
 Pero tú me conoces dominada
 de esta pasión, y mi alma esclavizada.
 Bien lo sabes; y abusa tu fineza
 de mi pecho embriagado con terneza;
 pero no apures, no, mi pecho altivo:
 sabré morir si con martirio vivo,
 por no perderte, ni á mi Sancho amado;
 (duda, que tiene á el pecho acongojado).
 Yo moriré; Almanzor, y con qué gusto.
 Acaso al inocente imprime susto
 el lúgubre aparato de la muerte?
Alm. Fuera causa más breve, y aun más fuerte
 de la muerte de Sancho. Sin respeto
 mi brazo emprendería tanto objeto.
 Esta menor edad de Don García
 disensión en Castilla sembraría;
 y con tan favorable coyuntura
 sería su conquista más segura.
 Y pues esa amenaza de matarte
 puede ser en tus labios sutil arte,
 te digo, que bien muerta ó viva, quiero
 coronarme en Castilla.
Cond. Tan severo,
 prosigues con tu intento?
Alm. Sí, Condesa.
 Yo parto, pues mi ausencia me interesa,
 oh muera el que se opone a mi fortuna.
 Cualquiera dilación es importuna.
 Firma en estos papeles, fementida,
 el órden que acompañe mi partida

has-