Página:Daany Beédxe.djvu/89

Esta página ha sido corregida


Esta figura como ves, está compuesta de cuatro escalones, al llegar al cuarto, corre proporcionalmente a su derecha y baja, doblando brevemente hacia la izquierda. La figura en principio semeja a un caracol cortado transversalmente, que es uno de los símbolos de La Divinidad del Viento o la Serpiente Emplumada, que no es otra cosa, que la sabiduría y el soplo divino de la conciencia.

Pero al repetirse sucesivamente, en apariencia forman una greca. Generalmente está pintada con un color fuerte, sobre fondo blanco, llevando dos líneas paralelas a manera de marco. Pues bien joven cachorro, aprendiz de cazador... ¿que no te has dado cuenta que en la parte no coloreada, ¡se repite una greca igual pero opuesta, que complementa a la primera?!

Este conocimiento forma parte fundamental de la sabiduría de los Viejos Abuelos. Todo cuanto existe en el universo, está formado de dos partes opuestas y complementarias. En todo lo bueno, siempre existe su contraparte mala; en toda alegría, siempre hay algo de tristeza; todo conocimiento encierra ignorancia. En todo lo positivo, en su origen existe algo negativo; en todo lo negativo, siempre existe en su esencia, algo positivo. Es una ley del universo.

Volviendo a la relación del hombre con la mujer, te diré que la unión del cielo y la tierra, la encarna el ser humano; la unión de la mujer y el hombre la encarna la familia.

La familia es la unidad indivisible de la comunidad, de esta manera; el hombre se aboca más al desarrollo de lo material y la mujer al desarrollo de lo espiritual. Por ello la mujer es tan importante como el hombre, de hecho, después del supremo consejo y la asamblea del pueblo; la autoridad que le sigue, está integrada por dos personas y una de ellas, tiene el título de “mujer serpiente".

Como ya has aprendido, casi todo en la vida es sacrificio. Los Viejos Abuelos nos han enseñado que el individuo tiene que sacrificarse por la familia y la comunidad, no existe mejor alternativa en la vida".

89