Página:Daany Beédxe.djvu/63

Esta página ha sido corregida


"Inmaculado cazador, llevas en el corazón tu extraordinaria presa".

De regreso camino al valle, Espejo Humeante y Águila Nocturna sentía que el período de instrucción en La Casa de los Jóvenes había llegado a su fin.

Venado de la Aurora había hablado con sus padres de la intención de casarse con Paloma Pequeña. Para ello el padre y la madre del joven hicieron una fiesta en su casa e invitaron a Espejo Humeante, sacerdotes e instructores de La Casa de los Jóvenes, así como a los parientes más cercanos. Después de haber comido mole de guajolote, el padrino de Venado de la Aurora se dirigió así a los maestros e instructores:

"Aquí están presentes respetables Señores y venerables maestros de este muchacho nuestro, nuestra piedra preciosa, nuestra pluma de quetzal. Por favor, le suplicamos, no se sientan ofendidos pero nuestro hijo desea separarse de su sabia compañía; porque ya quiere tener mujer, desea formar familia entonces el tío tomó una hacha y dijo aquí está esta hacha, que es señal de que el aprendiz se quiere apartar ya de vuestra respetable institución, según la costumbre de nuestros Nobles y Sabios Abuelos, tómenla por favor a cambio de nuestro hijo". Entonces Espejo Humeante tomó el hacha y dijo a los parientes del joven:

- “Tomamos complacidos esta hacha porque su hijo ya brotó, ya floreció su cuerpo y templó su espíritu, porque el muchacho ya se hizo gente, ya conoció el trabajo, aprendió a obedecer y a respetar. Sabe hablar y ofrendar a “Aquél por quien se vive” y a todas sus advocaciones, sabe nuestras costumbres, conoce nuestras tradiciones, lee la tinta negra y roja, sabe la cuenta de los días. Entiende y sabe cómo y por qué ha deservir a nuestra comunidad".

Después el padrino de Venado de la Aurora fue a hablar con los padres de Paloma Pequeña, acompañado de uno de los hombres que integraba el consejo de ancianos y que pertenecía a su barrio. Entre

63