Página:Daany Beédxe.djvu/4

Esta página ha sido corregida


Así mismo, retomamos los elementos que consideramos más importantes de la obra de Carlos Castañeda. Señalando que las llamadas "Enseñanzas de Don Juan" son una herencia y patrimonio de todos los mexicanos. Creemos que la filosofía que manejaron los hombres de conocimiento del México Antiguo, los toltecas, se encuentra de algún modo en la obra de Castañeda y principalmente subyace a flor de piel en las comunidades indígenas y en la cultura popular. De la misma manera, hemos utilizado en este "sueño", las experiencias personales que nos ha tocado vivir en las comunidades indígenas y campesinas; porque estamos seguros, que para entender el pasado de México, necesitamos conocer la forma de sentir, pensar y actuar de los indígenas y campesinos de nuestros días; ya que esta milenaria cultura sigue viva, vibrante y vigente; presente no sólo en lo que el Dr. Guillermo Bonfil llamó " El México Profundo", sino en todas las estructuras de lo que hoy conforma nuestro país.

Los mexicanos somos un pueblo mestizo. En estos quinientos años la Cultura Occidental y la Cultura Anahuaca (mesoamericana) se han fundido, pero indudablemente nuestra Cultura Madre es la indígena. Más allá de la pátina europea que nos cubre, los mexicanos en nuestra forma de sentir, pensar, hablar, comer, relacionarnos con la familia, las personas, la naturaleza, el arte y con los espacios de lo sagrado y lo divino; respondemos más a nuestra milenaria civilización, debido a que somos parte de un proceso que nunca murió, solo se encubrió. Los mexicanos no podemos seguir negando a nuestra madre. El espíritu de los Viejos Abuelos habita en lo más profundo de nuestro corazón, lo que se requiere es un "espejo" donde podamos reconocernos a nosotros mismos y "humanizar nuestro querer".

Este "sueño" usa la estructura de la novela, para darle vida a un personaje, al final del período llamado "Clásico". Tratamos de imaginar cómo vivían nuestros antepasados y cuál era su pensamiento. Intentamos recrear la sociedad de nuestros Viejos Abuelos, desechando la visión colonizadora. Pretendemos en este "sueño" describir la vida en los centros de conocimiento, ahora llamados "zonas arqueológicas" y tratar de plantearnos de una manera respetuosa, para qué fueron creados.

4