Página:Daany Beédxe.djvu/326

Esta página ha sido corregida


Durante esta larga etapa deberá existir una “hermandad con muchos linajes”, que de manera subterránea y fuera de la vista de los invasores, mantenga en secreto, las enseñanzas de la Toltecáyotl, la más exquisita creación de los Viejos Abuelos toltecas. Transmitiéndola de generación en generación a nuestros hijos más selectos.

Tu vuelo nocturno, tendrá que cruzar a lo largo de todas estas injusticias y despojos, sin que los explotadores te vean y te sientan. Tu vuelo debe ser silencioso, oculto y nocturno. Te encubrirás en la oscuridad de los tiempos.

Así, los hijos de nuestros hijos, quedarán arrinconados, sin palabras y como sombras vagabundas en el vacío de la derrota, quedarán dispersos y obscurecidos. Será negado ferozmente cualquier valor a los vencidos y serán siempre despojados y tratados como extraños en su propia tierra. La principal arma usada por los opresores será la ignorancia de sí mismos, la pérdida de la identidad y la memoria, de todos los hijos de La Tierra de las Grandes Aguas. Vivirán como extranjeros ignorantes, pobres y sin derechos en su propia tierra.

La injusticia será tan grande en aquellos tiempos, que estallará una lucha que impondrá un gobierno que engañará a los hijos de los hijos casi durará dos atados de años. Entregando la sangre y la tierra de nuestros hijos, a los más poderosos señores que viven más allá del mar, que en esos aciagos momentos dominará a toda la tierra.

Serán tiempos de dolor y de vacío. Casi todos nuestros hijos estarán cegados por la pasión de la posesión de la materia. Sus corazones estarán casi marchitos, sus mentes estarán embrutecidas y sin recuerdos; para esos momentos nadie se acordará de Los Viejos Abuelos toltecas y menos de La Toltecáyotl. Todos tendrán puestos sus ojos, su mente y su corazón en la materia y se la pasarán buscando una identidad en lejanas tierras.

Los hijos de nuestros hijos, serán extranjeros ignorantes en su propia tierra. Estarán perdidos en un laberinto de soledades, deseando

326