Página:Daany Beédxe.djvu/32

Esta página ha sido corregida


Como lo sabían los viejos,
en el año uno conejo
se cimentó la tierra y el cielo.
Y así lo sabían,
que cuando se cimentó la tierra y el cielo,
habían existido ya cuatro clases de hombres,
cuatro clases de vidas.
Sabían igualmente que cada una de ellas
había existido en un Sol.

Y decían que los primeros hombres
su Dios los hizo, los forjó de ceniza.
Esto lo atribuían a la Serpiente Emplumada,
cuyo signo es siete viento.
Él los hizo, él los inventó.
El primer Sol que cimentado,
su signo fue cuatro agua
se llamó Sol de Agua.
En él sucedió
que todo se lo llevó el agua.
La gente se convirtió en peces.

Se cimentó luego el segundo Sol
Su signo era cuatro jaguar
en él sucedió
que se oprimió el cielo,
el Sol no seguía su camino.
Al llegar el Sol al medio día,
luego se hacía de noche
y cuando ya se obscurecía
los jaguares se comían a la gente.
Y en este Sol vivían los gigantes
Decían los viejos
que los gigantes así se saludaban:
"no se caiga usted"
porque quien caía

32