Página:Daany Beédxe.djvu/318

Esta página ha sido corregida


Recuerda que en el mundo irracional, el del nagual. DAANY BEÉDXE no es más que un cúmulo de cargas energéticas. Y la energía se rige por otras leyes.

Así como resultaría imposible que grandes y pesadas cantidades de nieve, bajen a los valles por sí solas, cambiando su estado de sólido a líquido, bajan sin ningún problema.

Del mismo modo, resultaría imposible que grandes cantidades de agua se elevan al cielo, pero si cambian su estado de líquido a gaseoso, lo pueden hacer sin ningún problema.

De la misma manera, Los Cuatrocientos Guerreros del Sur, en el mundo del nagual, pueden con su voluntad mover grandes cantidades de energía.

Lo que haremos, será mover energía y no tierra y piedras. Para hacer esto se necesita dejar de percibir el mundo como un conjunto de objetos y transformarlo en lo que es su esencia... ¡energía!

Cuando el sol estaba en lo más alto del cielo, empezaron a llegar Los Cuatrocientos Guerreros del Sur. Uno a uno se iba colocando en aquella gran plaza que estaba en la parte Norte del conjunto principal.

El Venerable Maestro, Serpiente de Estrellas, estaba en el centro y Los Cuatrocientos Guerreros que le rodeaban empezaron a entonar una invocación que era monótona y cambiaba cíclicamente de tono.

Comenzó de una manera tenue y poco a poco, cobró mayor fuerza y vigor. Las voces se hacían una sola, la invocación se repetía una y otra vez. Los guerreros danzaban moviendo el cuerpo de una manera rítmica y repetitiva.

El cielo se empezó a obscurecer, poco a poco, como en un eclipse. Ráfagas de viento azotaban la montaña.

318