Página:Daany Beédxe.djvu/317

Esta página ha sido corregida


—¿Por qué destruir un sitio tan hermoso y por qué cubrirlo de tierra, no bastaría con irnos y dejarlo hasta nuestro regreso? —preguntó Águila Nocturna.

—Pasarán más de veintidós atados de años para nuestro regreso. En este período cambiará no solo el tonal del tiempo, sino el tonal de los seres humanos.

La energía que tienen estas piedras, quienes han sido testigos activos de la metamorfosis de los seres humanos en impecables guerreros, dado que las piedras no solo forman estructuras materiales, sino que son campos energéticos de poder; hacen que DAANY BEÉDXE sea una poderosa carga energética, que ha propiciado que miles de personas logren la proeza de trascender la conciencia de Ser y obtengan La Libertad Total.

Cada piedra que tú ves aquí, no es una simple piedra, en el campo del nagual, podríamos decir que ellas tienen vida propia. Esta energía resulta muy peligrosa para los seres humanos, por ello, tendremos que destruir las estructuras, para que no las reutilicen a nuestra partida y debemos cubrirlas, para que la tierra absorba su energía y libere a las piedras de la carga energética que han adquirido a través del tiempo.

Cuando los primeros rayos de luz del nuevo día lleguen, anunciando el regreso de la Serpiente Emplumada, DAANY BEÉDXE será desenterrada y nuevamente iniciará otro nuevo ciclo.

Hubo un gran silencio hasta que Águila Nocturna preguntó:

—¿Cómo podremos destruir y cubrir de tierra en un día los cuatro cerros que conforman DANNY BEEDXE, si apenas somos cuatrocientos Guerreros?

El maestro miró profundamente a Águila Nocturna y muy lentamente le contestó:

317