Página:Daany Beédxe.djvu/316

Esta página ha sido corregida


Esto se repite cada vez que se cumple un gran ciclo. La oscuridad tomará el poder y la luz tiene que retirarse. Así es, así ha sido y así será siempre.

La sabiduría de Los Viejos Abuelos toltecas se retira, como la luz del crepúsculo, para abrirle paso a la noche.

Las fuerzas de la oscuridad y los Señores de la Noche, poco a poco, tomarán el mando sobre el mundo. Los seres humanos tendrán que pasar esta larga y obscura noche sin la luz del conocimiento de Los Viejos Abuelos toltecas.

Pero esto no es nuevo. Como el día y la noche, esto forma parte de una realidad. Como en la noche, este será un tiempo de oscuridad e ignorancia, en donde las entidades de la noche se harán dueñas del mundo.

Por ello, es el momento que los Guerrero de La Libertad Total, tendremos que partir y dejar este maravilloso mundo, para penetrar en la región del misterio.

La milenaria tradición señala que los guerreros toltecas tendremos que dejar el mundo conocido, para refugiarnos en el mundo del misterio, y ahí, mantener la enseñanza y conocimiento de Los Viejos Abuelos, hasta que se cumpla el ciclo nocturno y regrese la luz y con ella el conocimiento.

Águila Nocturna escuchaba atento, su cuerpo periódicamente se estremecía. Las palabras de su Maestro iban resonando una a una, en su interior.

—Mañana, al despuntar el sol, Los Cuatrocientos Guerrero del Sur tendremos que destruir DAANY BEÉDXE y cubrirlo de tierra, porque cuando se vaya el Señor de los Dardos de fuego nos iremos nosotros con él, para no volver, hasta que inicie el nuevo ciclo.

316