Página:Daany Beédxe.djvu/308

Esta página ha sido corregida


que no tenía sentido su vida, que no había logrado recuperar completamente la memoria y que los recuerdos que tenía de su vida, eran buscar el Valle de Etla, en donde él creía estaría su hogar y su identidad. Sin embargo, venía de ahí, pues después de muchos años y sacrificios, al llegar al Valle de Etla, nadie lo había reconocido y no tenía más nada en la vida, que tan solo esperar a la muerte.

Águila Nocturna le dijo que en el camino en la búsqueda de sus orígenes, había logrado desprenderse de todos los sentimientos de posesión, y especialmente, del vicio de sentir amor malsano por sí mismo. Que toda la importancia personal había sido reducida a casi nada. Que no encontraba interés en el mundo de las ideas y de los objetos; que no ansiaba nada y que no rechazaba nada; que sabía que nadie lo derrotaría y que a nadie le ganaría. En la quietud de su espíritu, había decidido dejar este mundo.

—Siento que mi tarea en este mundo ha concluido— dijo el guerrero dándole un tono, definitivo y sin lamento a sus palabras—, es mi decisión interior.

—Así sea, —contesto el Sumo Sacerdote, y acto seguido le pidió que lo siguiera. En el centro de un patio, que estaba rodeado de cuatro edificios rectangulares, estaba la entrada a un subterráneo.

A través de un pasillo, llegó a una cámara muy amplía que tenía una forma cuadrada. En cada una de las paredes de esa inmensa cámara, había cuatro puertas que conducían a sendas habitaciones.

En la primera a mano derecha, estaba un bellísimo altar al Señor y La Señora de La Muerte. La segunda habitación era una inmensa cripta, profusamente labrada con grecas, en donde estaban los restos de los Sumos Sacerdotes del Señor y La Señora de La Muerte. En la tercera habitación había otra cripta, en la que descansaban los restos de los dirigentes de los pueblos de la región. La última puerta, que esta hacia el lado Norte, conducía a una habitación que estaba vacía y solo había una gran loza circular, del tamaño de la pared y como de tres cuerpos de ancho.

308