Página:Daany Beédxe.djvu/255

Esta página ha sido corregida


maravillosa experiencia. Tuviste un sueño de poder, gracias a la fuerza de estos guerreros. La revelación que viviste fue un regalo del poder. Tu cuerpo fue realmente abierto y a partir de hoy, estas en contacto con los cuatro rumbos del universo.

A partir del día de hoy, eres uno entre los nuestros. Nuestra misión es recorrer los cuatro puntos de la existencia, llevando y trayendo, los materiales y objetos necesarios, para que los seres humanos les rindan culto a las diferentes manifestaciones de “Aquél por quien vivimos”, y con ello desarrollen su conciencia espiritual. Más tú ahora sabes, gracias a esta revelación, que La Fuerza tiene un objetivo sobre nosotros los seres vivos y nuestra conciencia. En una inconmensurable cadena de aliento energético, que va mucho más allá de nuestra Madre Querida, los seres humanos somos alimento de una conciencia muy superior a todo lo entendible.

Caminarás con nosotros y abrirás nuevos caminos, en la búsqueda de "tu rostro y tu corazón", nosotros ahora, tus hermanos, te ayudaremos. Porque es muy cierto, que no existe reposo y equilibrio, en un pueblo, una familia o en un ser humano, que no tenga conciencia clara de dónde viene, en dónde está y hacia dónde se dirige.

"El rostro propio y el corazón verdadero", es el derecho más inalienable de cualquier ser consciente y de todo pueblo. Sin un rostro propio y un corazón verdadero, somos polvo al viento. Pero antes de proseguir, inmaculado Guerrero de los Dardos de Fuego, viajero del espíritu, tienes que decirle a esta hermandad en donde está "La Piedra de Poder de la Tierra de la Serpiente Emplumada".

Águila Nocturna se quedó viendo fijamente al sabio anciano le dijo, con vos clara y lentamente:

—Estamos parados sobre ella.

Águila Nocturna se incorporó a la vida cotidiana de aquella comunidad de transportadores de los insumos para rendirle culto a las

255