Página:Daany Beédxe.djvu/24

Esta página ha sido corregida


habitación estaban los petates que se usaban para dormir, cada joven tenía una reja de madera, donde guardaban sus limitados objetos personales, pues era la norma, que debían aprender a vivir con lo mínimo indispensable.

En otro de los edificios, de iguales proporciones, vivían los maestros y los instructores, la austeridad y la sobriedad era la misma que en el edificio de los jóvenes. El tercer edificio, entorno a la plaza, servía de bodega para los utensilios de la enseñanza, biblioteca y un área administrativa. También existía una pequeña cocina y un comedor que daba hacia la parte trasera. El cuarto edificio estaba acondicionado como área de estudios. Los cuatro edificios y la plaza estaban circundados por una barda. En la parte Sur tenía una gran puerta de acceso y en la parte Norte, tras del edificio, estaban los baños y un estanque de agua corriente que se surtía del acueducto del pueblo, que pasaba a un costado de la barda.

La Casa de los Jóvenes era un lugar de formación en valores. Los muchachos debían aprender a auto disciplinarse, ser responsables y a trabajar en grupo. La capacidad de ser responsable, disciplinado, concentrado, atento, respetuoso y humilde. Ahí aprendían las normas antiguas para urbanizarse. Los maestros e instructores les enseñaban los buenos modales, a expresarse y conducirse. También era parte importante de la enseñanza la palabra de los viejos y sabios abuelos, así como el conocimiento básico de los ritos religiosos, la historia del pueblo y su civilización, la organización política y administrativa, las leyes y las costumbres ancestrales; en pocas palabras, los preparaban para ser ciudadanos.

La Casa de los Jóvenes poseía tierras de cultivo y huertas, donde los estudiantes aprendían a trabajar diversas actividades para asegurar el sustento; desde labrar la tierra, cuidar los frutales, colectar plantas, miel e insectos, cazar y pescar, hasta realizar diversas actividades artesanales, indispensables en la vida familiar, tal como, talla de madera y piedra, tejido de fibras, cestería o cerámica.

24