Página:Daany Beédxe.djvu/216

Esta página ha sido corregida


profano. El anciano escuchó impasible y después de una larga pausa dijo:

—Veo con alegría que este cachorro, sigue los designios de su destino. La piedra interior que por largos años has trabajado hasta moldearla y pulirla, te está ayudando. Este sagrado recinto consagrado al maravilloso misterio de la vida, ha sido tu temporal refugio; ya tienes fuerza, ya tienes coraje, ya puedes iniciar tu camino de regreso al fondo de ti mismo.

Ten mucho cuidado, piedrita preciosa, porque es muy peligroso. Podrías muy fácilmente perderte y nunca más llegar al lugar de tu destino. La muerte podría ser una vida hueca y desatenta, perdida en los "ires y venires" de lo humanamente cotidiano, es muy fácil sucumbir a esto. Tal vez vas a pasar por la prueba más difícil que hasta este momento hayas intentado. Entrarás al mundo cotidiano de lo humano, es un mundo real y totalmente cierto, saturado de cosas urgentes que realizar, pero muy pocas cosas trascendentes. Es un mundo cautivador y seductor, el dolor y el placer son extremos, pero inocuos. Es un mundo de fantasmas reales, que te atrapan en sus hechizos mundanos, pero que si caes, te aniquilan convirtiéndote en un fantasma más. Recuerda siempre, que tú eres un Hombre Verdadero y que estas en pos de lo imposible, la gran diferencia entre los fantasmas y tú, es que tú sabes que es imposible lo que intentas lograr, por lo cual no te desanimas cuando tengas un tropiezo, simplemente te levantas y lo sigues intentando: esa es la marca de los hijos de la Serpiente Emplumada, ellos siempre van sin miedo y sin obsesión hacia su objetivo.

Antes de irte a cumplir con tu destino, este recinto sagrado, te dará un regalo para que puedas cumplir mejor tu misión.

Llegada la noche esperada, Águila Nocturna fue llevado a la gran plaza, donde estaba el edificio que tenía los arcos en forma de flechas que apuntaban hacia el cielo. Los hombres que lo acompañaban iban pintados, la mitad del cuerpo de color negro y la otra mitad rojo. Llevaban extraños dibujos en color blanco, como tatuajes, en todo el

216