Página:Daany Beédxe.djvu/199

Esta página ha sido corregida


cuerpo. La serpiente emplumada estaba en el firmamento y supo que lo protegería de los implacables Señores de la Noche.

Entonces su Maestro empezó a hablarle:

—Haz llegado al final de este camino. Las enseñanzas de los Viejos Abuelos toltecas, que se te dieron desde La Casa de los Jóvenes hasta DAANY BEÉDXE, te han preparado para este momento. Lo que pronto vivirás, no tiene paralelo, porque es al mismo tiempo aterrador y maravilloso. El Poder te ha reservado un camino diferente, no sabemos por qué y cómo será este camino. Vivirás una experiencia total y de ella esperamos que regreses con nosotros a DAANY BEÉDXE, para que juntos, partamos al lugar en donde nunca se muere. Para llegar de nuevo a nosotros tendrás que recuperar todas las enseñanzas que aprendiste en DAANY BEÉDXE, tanto las del lado del Tonal, como las del Nagual. Tendrás que recuperarte a ti mismo y ensamblar el conocimiento de la parte derecha, con el de la parte izquierda.

Esto representa la parte más difícil de este camino, pues estarás solo y deberás sacar de tus profundidades el conocimiento. Ya sabes que un Guerrero de la Libertad Total elige un camino con corazón y se funde con él, porque has aprendido a tener conciencia de la maravilla de estar vivo y disfruta intensamente de él. Pero al mismo tiempo, también has aprendido que la vida se puede acabar en cualquier momento. Sabe que tú, así como todos los demás, no van a ninguna parte, que la muerte es la permanente compañera que pone en su justo lugar todo cuanto les rodea, que no hay vencedores ni vencidos y que los panteones están repletos de aquellos que no entendieron ni el valor, ni el significado de la vida. Un guerrero es un ser humano, que ha logrado templar su espíritu y decantado su materia; que la disciplina, la sobriedad y la austeridad, son la fuerza que le permiten no tener apegos mundanos a la vida. Un guerrero sabe que la vida es un medio para lograr La Libertad Total. De esta manera el guerrero escoge cualquier actividad, estando consiente que ella en sí misma, no tiene relevancia, que tan solo importa en tanto, en ella afina su voluntad y perfecciona su intento inflexible.