Página:Daany Beédxe.djvu/171

Esta página ha sido corregida


Todo DAANY BEÉDXE es un portentoso y milenario lugar de poder. La montaña sagrada es un gigantesco "no hacer" de los Guerreros de la Guerra Florida; un campo de batalla donde deben explorar las múltiples posibilidades que tiene el ser humano, como una carga energética. La Montaña del Jaguar es un campo de energía, que ha sido preparado a lo largo de generaciones a través de la impecabilidad y la voluntad de trascender el ser, por nuestros antepasados.

En este edificio encontrarás tu dirección y tu color. Te limpiarás y fortalecerás energéticamente, para iniciarte en el arte del dominio de los sueños y en el arte inmaculado del acecho.

Para las personas que viven en el valle, los sueños son irreales e inútiles. Para el guerrero tolteca, los sueños se convierten en una avenida para entrar a la percepción que se puede lograr cuando se logra mover el punto de ensamble y encender otras partes, de la energía que nos compone.

Para la gente del valle, la vida diaria es una maldición o una bendición, o está en la gloria o está en el infierno. Para un guerrero, la vida diaria es una maravillosa oportunidad para lograr el prodigio humano de la trascendencia espiritual de la existencia.

Como puedes ver, al lado de este edificio están dos construcciones gemelas. Los dos te ayudarán a aprender a ahorrar energía. El del lado Norte se construyó para que los guerreros aprendan el arte de acecharse durante la vigilia; y el del lado Sur se construyó, para que aprendieran el arte de tener control sobre los sueños. Esas inmensas piedras que contienen en sus entrañas, rezumban de energía, que a lo largo del tiempo, se ha ido acumulando por el poder y la impecabilidad de quienes los han usado, en busca de La Libertad Total.

Así que por un buen tiempo trabajarás literalmente de día y de noche, en los misteriosos secretos de la Toltecáyotl. El arte del acecho fue llevado por los antepasados a los linderos de la virtud y lo dividieron en tres técnicas ancestrales. La primera es la de perder la importancia. Los Viejos Abuelos descubrieron que lo que más hace

171