Página:Daany Beédxe.djvu/168

Esta página ha sido corregida


ello no se involucra y selecciona sus batallas. El guerrero no trata de modificar o dominar al mundo; un guerrero sencillamente lo usa, para su Guerra Florida interna; lo usa para luchar por esa pequeñísima oportunidad que el Águila le ha dado. El mundo que nos rodea es misterioso, maravilloso y al mismo tiempo aterrador. Por lo tanto extremadamente peligroso. Si hubieras llegado al mar, jamás habrías podido regresar. Recuerda que solo eres una pequeña carga energética, con un poco de conciencia; rodeado de un inconmensurable mundo, constituido por campos energéticos totalmente desconocidos."

Tres ciclos solares llevaba Águila Nocturna de convivir con su Maestro en DAANY BEÉDXE. No solamente su físico había cambiado, pues ahora estaba tremendamente fuerte y musculoso, pero mantenía su agilidad y flexibilidad característica. Su rostro emitía tranquilidad y armonía. Su estado de ánimo era permanentemente ecuánime y alegre. En su rostro casi estaba marcada una sonrisa que salía a la menor provocación, nunca tenía prisa y menos se irritaba. Parecía que por sus ojos habían pasado ya todas las cosas de la vida; lo que le permitía ser realmente humilde y sencillo.

Los cambios más importantes del aprendiz de guerrero se habían dado en su interior. Águila Nocturna sabía lo que estaba esperando en la vida y sabía también, qué estaba esperando, y mientras esperaba, no deseaba absolutamente nada de la vida y del mundo. El logro más importante de un guerrero, es que teniendo tanto conocimiento, producto de una vida disciplinada, consagrada a la templanza de su fuerza de voluntad; el Guerrero de las Batallas Floridas adquiere poder, y es ese mismo poder, es el que lo lleva a no desear nada mundano y de la vida. Su guerra está consagrada a luchar cada batalla florida, por lograr esa pequeñísima oportunidad que le da "La Fuerza" al ser humano, ese maravilloso regalo que el Águila le otorga.

DAANY BEÉDXE era un sitio muy especial, que los Sabios Abuelos toltecas habían construido en el principio de los tiempos, para que se perpetrara la conciencia del ser humano en el mundo. La Montaña del Jaguar, era el sitio ideal donde el guerrero fortalecía su cuerpo y

168