Página:Daany Beédxe.djvu/160

Esta página ha sido corregida


centrales y la pirámide del lado Sur, se encontraba la única construcción que en apariencia se salía de la norma estética y la planta arquitectónica. Su extraña orientación es de Suroeste a Noroeste y se levanta sobre una planta poligonal, con una punta de lanza que mira hacia el Suroeste. Tiene unas escaleras en la parte Noroeste, que suben tres cuerpos rectangulares, sobre los que se encuentra una pequeña habitación. El anciano y el muchacho entraron a la estancia. Águila Nocturna observó el acceso a un túnel que se hundía al interior del edificio. El Maestro invitó a sentarse al alumno, cara a cara y en medio de los dos, en el piso, estaba la entrada al pasadizo a través de unas escaleras de piedra. El anciano miró profundamente al joven y dijo:

—El huevo luminoso del que todos estamos formados, al través de la vida va atrapando energías extrañas a él, como consecuencia de sus vivencias. De modo que a tu edad, por decirlo de algún modo, ya traes mucha basura. El guerrero necesita limpiar su huevo luminoso, requiere purificar su energía. Para ello Los Viejos Abuelos toltecas nos legaron una técnica que le permite al huevo luminoso deshacerse de la energía que otros huevos luminosos, en el proceso de la vida, le han ido dejando. Así el huevo, al mismo tiempo que expulsa la energía extraña, reconstituye la propia. Esta técnica consiste en hacer un recuento detallado de toda la vida. Primero a través de los eventos más importantes en orden cronológico y después de manera total. En principio parece casi imposible, pero a medida que se recuerdan las vivencias van saliendo todas las demás. El cuerpo es como una masa de barro fresco, toda vivencia se imprime para siempre, convertida en un destello de energía. La respiración aquí juega un papel fundamental. Con la paciencia, la fuerza de voluntad y la respiración, tendrás que revivir cada minuto de tu vida, hasta hacer un recuento perfecto de ella, hasta que sea algo que tenga por sí mismo, vida propia. Este edificio, los abuelos lo construyeron para esta tarea.

Tendrás que bajar por estas escaleras diariamente, después de cargarte de energía al salir el sol con el jaguar de la pirámide Norte, para inmediatamente buscar tu lugar en una de las cámaras del edificio. Su tamaño es bastante estrecho, sentirás al principio que las piedras te sofocan, pero con el tiempo sentirás como el edificio te

160