Página:Daany Beédxe.djvu/156

Esta página ha sido corregida


transformar ese mundo soso, aburrido y pretencioso; en un mundo maravilloso, misterioso y aterrador.

Para destruir las rutinas de la vida, el guerrero se tiene que convertir en un cazador inmaculado. El cazador anda tras el conocimiento y el conocimiento es poder. El guerrero es un cazador de poder. Los cazadores atrapan a sus presas porque conocen sus rutinas. De esta manera el guerrero se observa a sí mismo atentamente y se acecha cuidadosamente; diagnostica sus rutinas y entonces las puede cazar y desmantelar. Pero lo que hace a un cazador, ser inmaculado, es que él mismo, ¡no tiene rutinas!, esto es, no actúa como una presa.

Esto lo hace ser inaccesible, condición indispensable para poder ahorrar energía. Los Viejos Abuelos toltecas decían que el guerrero debe ser inaccesible para el mundo en el que vive. No puede interponerse en el camino de nadie, y no permite que nadie se cruce en su camino. Ser inaccesible al mundo implica, no embarrarse y deformar el mundo que le rodea, sea este de plantas, animales o seres humanos. En la medida de que intervenimos e interferimos el mundo que nos rodea, de esa misma forma, el mundo interfiere e interviene en la vida del ser humano y esto requiere un alto gasto superfluo de energía, que el Guerrero de la Muerte Florecida no está dispuesto a pagar y a desperdiciar.

Lo único que puede intervenir en la vida del guerrero de la Batalla Florida, es la muerte. Y en este sentido, los artistas de la vida, los toltecas, los lapidarios de la piedra preciosa que llevamos dentro, nos dejaron por cierto, que el único apoyo, el único acompañante, la única voz sabia que tenemos en la vida, ¡es la muerte! Para lograr tener conciencia plena de la vida, necesitamos por fuerza, tener conciencia de la muerte, porque es ella quien no nos permite aferrarnos a nada; ni a personas, ni a sentimientos, ni a ideas y mucho menos a objetos. La muerte es liberadora, la muerte es una sabia consejera en la vida del guerrero.

Por ello, el guerrero debe aprender a ser accesible al poder. El guerrero nunca está en la gloria ni en los infiernos, el guerrero siempre

156