Página:Daany Beédxe.djvu/151

Esta página ha sido corregida


conocimientos, para luchar por recibir la oportunidad de la Libertad Total.

Muchos de los conocimientos que aprendiste en las instituciones donde estudiaste salieron de aquí. A lo largo de tu vida has aprendido a templar tu fuerza de voluntad y a ser humilde e impecable. Ahora es el momento de poner en juego todos tus recursos y posibilidades.

Como sabes, el mundo está compuesto de dos clases de energía, la luminosa y la espiritual. La primera es todo cuanto nos rodea. Los hombres del Valle le llaman "La Divinidad del Agua", encarna la vida y es una forma de representar lo irrepresentable. Nosotros, a esa energía le llamamos "La Fuerza" y se desprende, de "eso" que nombramos "El Águila" o simplemente el Sol. Así, todo cuanto ves de éste mundo, está compuesto de esta energía; los minerales, los vegetales y los animales son antes que nada, cargas de esta energía.

La segunda energía es la espiritual, esta es una energía más fina y es producida por todos los seres vivos, a través de la conciencia de la existencia misma, por eso le llamamos "Conciencia de Ser". Los hombres del valle le llaman "La Serpiente Emplumada" y la representan como la "Divinidad del Viento", porque simbólicamente, figura el soplo divino que le da conciencia a la energía luminosa o materia.

Cada individuo está constituido por un cúmulo de la energía luminosa y lo que lo separa de la fuerza, es una pequeña membrana, producida por la conciencia de ser. Cuando nace el individuo producto de la energía cedida por sus padres, empieza un ciclo, en el cual, su deber es incrementar esta energía luminosa e incrementar la energía espiritual, a través del proceso de la existencia. El ser humano es entonces un campo de energía, que está contenido por otra energía llamada "Conciencia de Ser". La energía que está en su interior, es la misma que está en el exterior.

Cuando el individuo muere, la energía producida por la conciencia de ser, es absorbida por la fuente de la energía luminosa, "La Fuerza",

151