Abrir menú principal

Página:Cuentos clásicos del norte (Segunda serie).djvu/319

Esta página ha sido corregida
304
Cuentos Clásicos del Norte

todo este tiempo a aquel querido y santo anciano que había expiado largos años, en toda la fuera de su virilidad, la locura de traición de un adotescente!

"Mr. Nolan," exclamé, "os diré todo lo que deseéis saber mas, ¿por donde he de comenzar?"

¡Oh, la bienaventurada sonrisa que iluminó su pálida semblante! Estrechó mi mano y dijo: "¡Dios os bendiga! Decidme sus nombres," añadió, señalando las estrellas del pabellón. "La última que conozco es Ohío. Mi padre vivía en Kentucky. Pero he adivinado Míchigan, Indiana y Misisipí; allí estaba el fuerte de Adams. Esto suma veinte. ¿Cuales son las otras catorce? ¡Espero que no habréis quitado ninguna de las antiguas?"

Bueno, no era mal examen éste; y yo le dije los nombres en el mejor orden que me fué posible, y él me pidió que bajara su hermoso mapa y que las dibujara al lápiz lo mejor que pudiese. Estaba loco díe alegría a propósito de Tejas y me dijo que allí había muerto su hermano. Tenia marcada una cruz dorada en el sitio en que suponía encontrarse su tumba; y había conjeturado que Tejas pertenecía a la Unión. Luego se extasió al ver California y Óregon; esto, decía, lo había sospechado en parte porque jamás se le permitió desembarcar en dichas playas, aun cuando los boques se dirigían allá a menudo. Y los marineros —agregaba riendo— traían muchas otras cosas además de peletería. Luego retrocedió ¡cuán lejos, Dios mío! para averiguar de la Chesapeake[1] y lo que sucedió a Barron por rendirse al Leopard; y si Burr había hedió alguna nueva tentativa— rechinando los dientes con el único impulso de ira que demostró. Pero pronto lo hubo dominado, y exclamó: "¡Dios me perdone, como estoy cierto de haberle perdonado!" Luego me preguntó acerca de la antigua guerra, y refiriéndome la verdadera historia de sus proezas con el cañón el día en que tomamos el Java, inquirió

por el querido viejo David Pórter, como le llamaba. Y des-
____________________

  1. En junio de 1807, oponiéndose la fragata Chesapeake de los EE. UU. al "derecho de registro," fué atacada por el buque inglés Leopard. James Barron, comodoro del buque americano, se vió obigado a rendirse, siendo juzgado por este hecho bajo el cargo de negligencia en sus deberes y, encontrándosele culpable, fué suspendido del servicio, sin sueldo, durante cinco años