Página:Crónica de la guerra hispano-americana en Puerto Rico.djvu/159

Esta página no ha sido corregida

127

Use mismo día 7 el ministro Bermejo telegrafía a Cer¥cra : Urge miiclio salir; es preciso que sea mañana. Diríjase V. E. a San Vicente de Cal.x.) Verde; así que llegue tomará carbón y agua. Conuiníque con semáforo Cana- rias, por si hubiese alguna novedad que noticiarle. J.as instrucciones, que se amplia- rán, son, en esencia, proteger escuadrilla de torpederos, que queda ;i sus órdenes ¡)or estar en I^uropa A/mi:m/ias y San Francisco. No hay, por ahora, más buques americanos. Cervera, en otro despacho, insiste en (|ue se le den instrucciones precisas, toda vez que desconoce los planes del Gobierno, y el ministro le contesta: ba premura de la salida impide por el momento darle conocer plan que solicita; pero lo tendrá, con todos sus detalles, a los pocos días de su llegada a fabo Verde, pues seguirá sus aguas un vapor abarrotado de carbón. FJ comandante español no replica, obedece, y el día 8 dirige al ministro de Ma- rina el siguiente telegrama: Son las cinco de la tarde y estov saliendo con el Teresa v 0>/i>;/. Con tiempo bonancible navegaron ambos cruceros, haciendo ruml)0 a Punta Anaga (isla de Tenerife), con cuyo semáforo comunicaron en la mañana del 11, rcci-