Página:Comunicación.djvu/52

Esta página ha sido corregida


el cual no tardó en adoptar el mismo sistema. Puede decirse que ni uno ni otro Gobierno fué avaro de dinero, de tierras ni de esfuerzos de todo género, para dotar á sus países de estas admirables vías de comunicación.

Esa política económica, pródiga y al mismo tiempo previsora, suscitó la competencia entre los ferrocarriles y los canales; promoviendo una rebaja tan considerable en el flete, que éste, como factor de la circulación comercial, ha llegado á ser una cantidad despreciable, permitiendo á los productos del Canadá y de los Estados Unidos, introducirse ventajosamente en todos los mercados extranjeros perturbando y amenazando seriamente la produción europea.

Nuestra Compañía, colocada en las mismas condiciones que las Compañías del Canadá y de los Estados Unidos, se convertirá como ellas en agente colonizador.

Para asegurar su tráfico, está interesada en colocar inmediatamente, de una manera prudente y reproductiva, las tierras que recibe en prima, creando en ellas colonias agrícolas, fomentando el establecimiento de industrias y protegiendo con su cooperación la cría de hacienda. Afluirán muy pronto en número considerable los colonos, seguidos de cerca por los industriales; unos cultivarán las tierras y otros convertirán una buena parte de las riquezas naturales y de las cosechas, en productos manufacturados.