Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/621

Esta página ha sido corregida
—237—

lib. 15 cap. 5º, es de parecer quo Tecpam Guatemala era una gran ciudad y plaza de armas del Señorío, pero no córte de sus Reyes, porque es constante que este honor la tenia la Ciudad do Guatemala, y Tecpam-Guatemala era lugar distinto, plantado en sitio eminente respecto de Guatemala, pues Tecpam quiere decir encima: como Tecpam Atitlan es pueblo distinto y que está en sitio elevado respecto de Atitlan. Hallábase esta poblacion situada en un parage elevado, rodeado de profunda barranca que le servia de foso, y del suelo de la ciudad al de la barranca hay mas de cien estados de profundidad, no advertiendose ningun declive alguno en el descenso, sino que cae á plomo: ni da esa zanja mas entrada á la ciudad que por una calzada muy estrecha que se cerraba con dos puertas de piedra chay, una en la superficie interior del muro y otra en la esterior. La planicie de esta eminencia tiene cosa de tres millas de largo N. S. y dos de ancho E. O., el suelo estaba betunado con una argamasa de tres cuartas de vara de grueso: se veian en una orilla de terreno las ruinas de un magnifico edificio, perfectamente cuadrado, que tiene cien pasos por cada lado: era esta fabrica de piedra de silleria muy bien canteada: hay delante de este edificio una gran plaza y al lado de esta se encuentran los vestigios de un suntuoso palacio: véense en aquellas inmediaciones muchos cimientos de casas. Divide esta población una zanja que corre de N. á S. de tres varas de hondo y sus pretiles de cal y canto se levantan mas de una vara: á la parte Oriental de este foso estaban las casas de los nobles y á la occiental las de los plebeyos ó mazeguales. Sus calles segun se percibe eran rectas y espaciosas y corren E. O. N. S. Al Oeste de la ciudad se encuentra un cerrillo que la domina y en la cumbre de éste se ve un edificio redondo como brocal de pozo y se levanta cosa de un estado y en el medio tiene un sócalo ó peana, de una materia lustrosa como vidrio, pero que no se dicierne qué es: aqui era donde los jueces, sentados á la redonda del pretil, daban audiencia y en donde se ejecutaban las sentencias; pero antes se habian de confirmar por el oráculo: para esto salían de alli tres de aquellos jueces y se encaminaban á una barran-