Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/613

Esta página ha sido corregida
—229—

cansancios, enfermedades y llagas, originadas de las brozas y espinas de los caminos: sin que entibiase su celo la mala correspondencia de estos bárbaros, que lo trataban con la mayor inhumanidad, pues una vez le dieron de lanzadas, otra lo apedrearon, varias ocasiones trataron de matarlo, muchas lo hacían cargar leña y servir de peón en la fábrica de sus casas; y por último le quitaron la vida atravesándole dos lanzas, dándole muchas heridas y cortándole la cabeza. Igual suerte tocó al V. P. Fr. Juan de Zamora, Religioso de la provincia de Nicaragua y á algunos soldados que estaban de escolta de los misioneros. Ciñó el V. P. Fr. Pablo la corona del martirio, por la que toda su vida suspiró y que le concedió el Señor compadecido de sus humildes súplicas, el día 17 de Setiembre de 1709, en el pueblo de San Francisco Urimana, y tiene la singular gloria de ser Protomartir del Colegio de Cristo Crucificado de Guatemala. Su venerable cadáver fué traído á dicho Colegio por el R. P. Fr. Antonio de Andrade, que habia sido fiel compañero del difunto, y se hallaba en el Convento de Cartago cuando llegó la noticia del martirio de Fr. Pablo.

El P. Fr. Francisco de San José, como dijimos arriba, después de haber visitado las poblaciones de indios convertidos y entrado á las tierras de los Changuenes con el P. Fr. Pablo, pasó á la isla de Toxas, en la que trabajó como Varón Apostólico, sufriendo todo género de trabajos. El año de 1696 se halló tan enfermo, que hubo de salir de la isla á curarse y en Santa Ana de Vizeyta se juntó con Fr. Pablo, el que le entregó una patente en que se le participaba estar electo Guardian del Colegio de Querétaro, la que recibió año y cuatro meses después de su elección. Púsose en camino para dicho Colegio y habiendo llegado á Guatemala, recibió orden del V. P. Margil, que por su larga ausencia, estaba ya confirmado en Guardian, para que se volviese á la montaña. Por Noviembre de 1697 salió de Guatemala para Costa-Rica, donde continuó sus apostólicas tareas, asi en tierras de los Talamancas, como en la isla de Toxas, hasta el año de 1708 en cuyo tiempo se ase-