Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/574

Esta página ha sido corregida
—190—

este Prelado el Hospital de Santa Catarina y Convende San Juan de Dios, como consta de la Crónica del Orden. Pretendió también erigir en Granada Colegio de Jesuítas y consiguió que diese el Rey 5,000 escudos para dicha fundación; pero no tuvo efecto, y con ellos se edificó la Iglesia y claustros de Guadalupe y se fundó el Convento y Hospital de San Juan de Dios de Granada. Falleció el Señor Baltodano en León, año de 1629 y se enterró en su Iglesia Catedral.

11.º—El Ilustrísimo Señor Don Fr. Agustín de Hinojosa, del Orden de San Francisco, natural de Madrid: electo y consagrado Obispo de Nicaragua, acabando de hacer Ordenes y confirmaciones, murió repentinamento en 5 de Julio de 1631 antes de llegar á su Iglesia. Sucedióle el llustrisimo Señor Don Fr. Juan Baraona y Zapata, del mismo Orden, que habiéndose consagrado en Madrid, murió á los ocho dias de su consagración, el 19 de Noviembre de 1632.

12.º—El Ilustrísimo Señor Don Fr. Fernando Núñez Sagredo, del Orden de la Santísima Trinidad, Provincial y Vicario General de fa provincia de Castilla: presentado para Obispo de Nicaragua el año de 1633, tomó posesión de dicho Obispado el de 1635: sostuvo los derechos de su Dignidad, sufriendo con paciencia y constancia las contradicciones, y murió en 31 de Mayo de 1639.

13.º—El Ilustrísimo Señor Don Fr. Alonso Briceño, del Orden Seráfico, natural de Santiago de Chile, Lector, dos veces jubilado, tan gran Toólogo que mereció le llamasen segundo Escoto: después de haber obtenido varios empleos honoríficos en su Religión, presentado para el Obispado de Leonel año de 1644. tomó posesión de él por el mes de Diciembre de 46 y lo gobernó hasta el de 1650, que fué trasladado á la Iglesia de Chile.

14.º—El Ilustrísimo Señor Don Fr. Tomas Manzo, Orden de San Francisco, tomó posesión de esta Silla Episcopal el año de 1652 y seis meses después murió en la ciudad de Granada, donde lo enterró su antecesor el Señor Briceño, que aun no había salido para su