Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/294

Esta página ha sido corregida
—286—

y piedras encendidas, con horrible ruido y estrépito y espantosos temblores de tierra, tomó en sus manos este piadoso Prelado al Santísimo Sacramento, salió á la puerta de la Iglesia é hizo con él la señal de la cruz, al frente del volcan. ¡Cosa prodigiosa! Al instante se apagaron las llamas, se silenciaron los ruidos subterráneos, cesaron los temblores y respiraron los vecinos de Guatemala, que aguardaban la muerte por momentos. El año de 11 concluyó la fábrica del Palacio Episcopal, gastando 26,000 pesos en su peculio, sobre 50,000 que había costado á la Iglesia. Finalmente, el 30 de Noviembre de 1711, lleno de paz y tranquilidad, terminó su santa vida, con una muerte preciosa y fué sepultado en su Iglesia Catedral.

XIV.—El Ilustrisimo Señor Doctor Don Fr. Juan Bautista Alvarez de Toledo, natural de Guatemala.[1]


  1. Para disipar enteramente la preocupacion y cortar de raíz el error en que generalmente están todos, de que este Ilustrisimo Príncipe es hijo de la Ciudad de San Salvador; y por otra parte, vindicar á la Ciudad de Guatemala la gloria de haber sido cuna de este insigne Prelado, nos ha parecido conveniente poner la partida de su bautismo, como se halla en el libro de bautismos de la Parroquia del Sagrario de la Catedral de Guatemala, que comienza año de 1649 y finaliza el de 1675, folio 97 y es corno sigue: «En la Ciudad de Guatemala, en 20 de Junio de 1655 años, yo Diego de Robles, Teniente de Cura de esta Santa Iglesia Catedral, hice los exorcismos, bautizé, puse Oleo y Crisma á Juan, hijo lejítimo de Don Fernando Alvarez de Quiroga y de su muger Doña Sebastiana del Castillo y Bargas: fueron sus padrinos Don Diego Alvarez de Vega y Doña Lorenza de Estrada su muger: dicen los Padrinos, que nació á 28 de Mayo pasado de este año y lo firmé.—Diego Robles.—Al margen de esta partida se ve la nota siguiente: Este es el Príncipe que ha ilustrado esta Ciudad, siendo Señor Obispo de ella. El Ilustrisimo Señor Doctor y Maestro Don Fr. Juan Bautista Alvarez de Toledo, Religioso de San Francisco, Obispo de Guatemala, año de 1713. Murió á 2 de Julio de 1725, de edad de setenta años y dos meses.—Doctor Sologaistoa.»