Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/166

Esta página ha sido corregida
—158—

Nuestro Santísimo P. Inocencio XI, en su Bula E Suprema, de 18 de Junio de 1687, confirmó la ereccion de la Universidad de Guatemala, le dá facultad de conferir grados, en todas las ciencias y le concede todos los privilegios que gozan las Universidades de Méjico y Lima. Por consiguiente, las personas que fueren graduados en ella, participan en Indias de todas las libertades y franquezas que gozan, en los Reinos de España, los graduados en la Universidad de Salamanca, conforme á a la ley 1ª, tit. 22, lib. 1º de la Recopilacion. Tiene esta Universidad ocho Cátedras dotadas, y dos que sirve la Religion de San Francisco, sin estipendio, en que se lee la doctrina de Escoto, la de Teología desde el año de 1668 y la de Filosofía el de 1744; y la Universidad, en recomsa de este servicio, dá el grado de Doctor, sin llevar propinas, á cuatro individuos de dicha Religion. Otra Cátedra de Filosofía ha leido por algún tiempo, tambien sin renta, un Religioso de Santo Domingo. Últimamente, reflejando los individuos del Claustro la gran falta que hacia una Cátedra de Sagrada Escritura, otra de Cirujia y otra de Retórica, comenzaron á arbitrar el modo de ponerlas. Interin esto se resolvia, un Doctor de los que tiene el Clero de esta Ciudad se hizo cargo de leer la primera, otro de los Médicos la segunda, un Religioso Dominico la tercera.[1] Pero habiéndose ausen-


  1.  Desde la fundacion de esta Universidad, hasta el año de 1768, no se leyó en ella sino en método Escolástico; mas habiéndose dicho año leido el primer Curso de Física Esperimental, se fué introduciendo el buen gusto en las ciencias, los Catedráticos de Filosofía se aficionaron á la Física Moderna y se oyeron ya tratar en Guatemala algunos puntos de Matemática. Por el mes de Octubre de 1792 se vieron por primera vez exámenes de Geometría en la Universidad; y se repitieron por Mayo de 1795. En los años de 1789, 90 y 94 se hicieron, con el mayor lucimiento, en la misma Universidad, exámenes de Anatomía, para cuyo efecto, se construyeron tres estatuas, adaptadas á las operaciones que se debían hacer en dichas funciones: estas estatuas se conservan en la Universidad, para la instruccion de los que se dedican á la Medicina. Por Marzo de 1798 se examinaron cuatro jó-