Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/103

Esta página ha sido corregida
—95—

varas N. S. y 193 E. O: está toda empedrada y circunvalada de pórticos: en su fachada oriental, tiene la portada de la Iglesia Catedral, á cuya diestra está el palacio Arzobispal y á la siniestra el colegio de Infantes: en la del Poniente, el real palacio, sala de Audiencia y demas oficinas de dicho Tribunal. Contadura general, Cajas reales y la Casa de Moneda: á la del Norte, las Casas del Ayuntamiento, cárceles, albondiga, etc.: á la del Sur, la real Aduana y el Marquesado de Aycinena; y en el medio una gran fuente, toda de piedra, primorosamente trabajada, cuyas aguas, asi como las de otras doce pilas que hay en las plazuelas y calles de la Ciuada y las de otras muchas, que se ven en los conventos y casas particulares, vienen encañadas de una sierra distante mas de dos leguas al S. E. de este lugar, caminando, en partes, sobre dilatadas arquerias, y en partes atravesando colinas, que se taladraron con inmenso trabajo: le entra tambien á esta capital otra agua, por el lado S. O., cuya cañería, sin embargo de que es mas larga que la otra, no tuvo tantas dificultades que vencer. la Catedral, aunque estrecha y le falta mucho para concluirse, es de muy buena arquitectura: se admiran en ella los capiteles y basas de las columnas, los arcos de las capillas y algunas otras piezas de piedra, labradas á la perfeccion. Igualmente estan á medio edificarse los conventos y demas Iglesias, que son las mismas que se dijo habia en la Antigua Guatemala, escepto el Colegio de Jesuitas, con sus anexos, y once de las Iglesias filiales; pero hay, á mas de lo dicho, el Colegio de Seises, el de Educandas de la Visitacion y las ermitas del Carmen Alto, situada en la cima de un montecillo, á las orillas de la Ciudad, y la de Nuestra Sra. de Guadalupe. Tiene esta Metrópoli un grande arrabal hácia el Nordeste, dividido en cuatro barrios. que componen dos cuarteles, de los que son jueces los dos Alcaldes ordinarios: en él está la parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria y el Colegio de la Visitacion: sus calles son desiguales y torcidas.—Aunque no tiene tantos pueblos en sus inmediaciones la Nueva Guatemala, como la Antigua, está ignalmenle abastecida de toda especie de frutos, de que la provéen los mismos pueblos, que