Página:Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo I.djvu/219

Esta página ha sido corregida
vii
195
de buenos aires a santa fe

ordinariamente. Expuse mi mano por cinco minutos, y en breve se puso negra de insectos. Supongo no habría menos de 50, y todos aplicándose a chupar.


15 de octubre.—Proseguimos nuestra navegación río abajo, y pasamos Punta Gorda, donde hay una colonia de indios mansos, procedente de la provincia de Misiones. Navegamos con rapidez a favor de la corriente, pero un temor infundado al mal tiempo nos hizo ponernos a la capa de un ramal estrecho del río antes de la puesta del Sol. Tomé el bote y remé un trecho, subiendo por dicho afluente. Era muy estrecho,

Charles Darwin - Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo - Tomo I (page 219 crop).jpg

Fig. 3.°—Rhynchops nigra.

sinuoso y profundo; en ambas márgenes, una barrera de nueve a doce metros de altura, formada por árboles entrelazados con trepadoras, daba al canal un aspecto singularmente sombrío. Aquí vi un ave rarísima, llamada picotijera (Rhynchops nigra); tiene patas cortas, y los dedos unidos por membranas, alas muy puntiagudas, y viene a ser del tamaño de una golondrina de mar [1]. El pico está aplastado lateralmente, o sea en un plano perpendicular al del pico del pato. Es tan plano y elástico como un cortapapeles de marfil, y la man-


  1. Véase una especie semejante (Rh. Flavirostris) en Alexander (B.): Del Níger al Nilo, tomo II, cap. XIX, editado por Calpe.—Nota de la edic. española.