Página:Carranza Patricias Argentinas.djvu/107

Esta página no ha sido corregida


104 ADOLFO P. CARRANZA

la bcllcza, vivacidad é inteligencia de su c0n1paficra, fueron nufijvos para que se lcs recibiesc con aprecio y flsimpatia.

Incorporada desde el prhner nunnen— to, 2': la parte mas selecta de la socie- dad, suscribié tanlbién la lleroica 11ota que se conoce,y desde entonces arrajga— (la on nuestro pais, participé de 105 110- nores y congratukujoncs de que fué ob- jcto su naarhlo en los dias de gknia que (flnuvo en Alonhmfldco é Ituzahgni en la época [flacentera que ocupé el poder y en los tiempos agitados en que Ias pa- flones pofificas k)rnantuvkr0n en aven- turas y can1pafias tan censurables conlo desgraciadas.

Enviado el general Alvear en misién

1 10s Estados Unidos de Norte América,

dela que no vohdé shu)su cadaver,su esposa pernuu1cch3 en ]Buenos [\hes al cuidado de sus hijos, rodeada por el pres- tigio de su pasado, que animaba su hogar con gratos recuerdos y generosas expan- siones.

Fallecié en esta ciudad el 31 de marzo

de 1867.