Página:Carranza Patricias Argentinas.djvu/104

Esta página no ha sido corregida


PATRICIAS ARGENTINAS I01

mortales“ despojos, porqu_e pierden en ella la historia, la tradicion y el consejo de la escuela argentina ”, ninguna de las cua— Ies llevan hasta hoy su nombre recibido por otras, con menos titulos que el suyo.

Es proverbial su lucidez, su cultura, el buen tono que se respiraba en sus salones, en “que hablaba de la patria con la voz entusiasta de los tiempos pasados, de los dias magnos en que el corazon de los hombres no abrigaba otra aspiracion que la libertad de la rcpL'1b1ica ”.

Dofia Mariquita Thompson, Como po- pularmente se la llamaba, murio 2'1 los 82 afios de edad, el 23 de octubre de 1868.

Al ser depositados sus restos, el sefior José Tomas Guido fué uno de los que sc hizo eco dcl dolor general en un dis- curso cuyo mejor concepto dice asi: “ Una imaginacion viva y abierta 2'1 todas las impresiones de lo bello y lo bueno, una indulgencia inagotable, y una urba- nidad exquisita daban 51 su trato, :1 sus confidencias, £1 sus cartas, un encanto que constituia un amable imperio ejercido siemprc para la virtud".