Página:Carranza Patricias Argentinas.djvu/103

Esta página no ha sido corregida


IOO ADOLFO P. CARRANZA

y sus manifestaciones posteriores de in- telectualidad y labor afirman esa creencia.

Viuda en 1816, contrajo Segundo ma- trimonio con Wéshington Mandeville, consul francés, acreditado en este pais.

Fué fundadora de la sociedad de Be- neficencia en 1823, su presidenta en va- rios periodos, y secretaria en 1826 y 1857.

Inspectora de los hospitales de muje- res, de las casas de expositos y dementes, fundadora (le lazaretos, de la primera escuela normal, de las de nifias en la cam- pafia, su accion tan desinteresada como eficaz, se desenvolvia en iniciativas de progreso, en alocuciones oportunas, en la redaccion de notas é informes que merecian e1 aplauso de los hombres com- petentes de su época, y en viajes penosos para llevar su impulso civilizador é las més retiradas comarcas.

Asi no era un elogio cuando sobre su tumba expreso el inspector de es- cuelas, que ellas se habian enlutado al circular la noticia de su fallecimiento, porque su ausencia las dejaba en 1a or- fandad, agregando que los “que siguen las huellas de sus pasos riegan con sus légrimas la tierra que va £1 cubrir sus