Página:Cantos de vida y esperanza.djvu/223

Esta página ha sido corregida

XLI

LO FATAL

A RENE PÉREZ

Dichoso el árbol que es apenas sensitivo, y más la piedra dura porque esa ya no siente, pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo. ni mayor pesadumbre que la vida consciente.


Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto y el temor de haber sido y un futuro terror... Y el espanto seguro de estar mañana muerto, y sufrir por la vida y por la sombra y por219