Página:Cantos de vida y esperanza.djvu/168

Esta página ha sido corregida

CANTOS DE VIDA Y ESPERANZA


Una vaca aparece, crepuscular. Es hora en que el grillo en su lira hace halagos a Flora, y en el azul florece un diamante supremo:

Y en la pupila enorme de la bestia apacible miran como que rueda en un ritmo visible la música del mundo, Cleopompo y Heliodemo.164