Página:Camana pedagogia social.djvu/62

Esta página ha sido corregida


orgánica, a ser un desequilibrado, un degenerado?

Y pasando a las más responsables, a las madres de las clases pudientes: ¡Cuántas costumbres sociales no dan por resultado la excesiva mortalidad infantil o los alumbramientos, antes de tiempo! Y esos niños que nacen antes de que las células nerviosas de la médula espinal, sobre todo en la región anterior, hayan adquirido un desarrollo conveniente, antes de que el haz piramidal se haya mielinizado, están sujetos, casi fatalmente, a la diplegia infantil, a ataques espasmódicos o a caer bajo las garras de la epilepsia.

¿Saben las madres orgullosas y felices que en Buenos Aires el número de abortos provocados es desalentadora? ¿Han oído hablar de cierto comercio muy lucrativo, del transporte de angelitos a la vecina orilla, para poblar la "Cuna" de Montevideo con los hijos sin madre de la ciudad que pretende prohijar extranjeros? ¿No se sienten culpables por no saber inculcar en sus hijos, unido al respeto sagrado hacia la procreación, el primero de todos los deberes: — "No harás daño", mucho más práctico y útil que el utópico: — "Harás bien?".

Bajo la influencia de impresiones fuertes, los vasos sanguíneos se contraen, la composición de la sangre se altera. Por eso las penas, las emociones, las crisis nerviosas, los golpes, el estado habitual de irritación, de mal humor, un no importa que haga sufrir a la madre un instante, puede