Página:Camana pedagogia social.djvu/57

Esta página ha sido corregida


de lo subconsciente, intuyó la característica del hombre, esa dualidad combativa de su naturaleza que permite establecer frente al principio: "el cuerpo se crea al espíritu como una mano de su voluntad", éste, tan bello pero más consolador: "imprimir al devenir el carácter del ser, he ahí el más alto grado de voluntad de potencia".

Y es "ese más alto grado de voluntad de potencia" lo que debe dirigir la procreación humana.

Verdad en la que germina la del arribo del super-hombre por consciente y voluntaria construcción interna, así como, en la verdad primera, está expreso el determinismo externo.

Ambas ideas se complementan: "Inclínate sobre tu propio pozo para ver brillar en el fondo las estrellas del cielo".

Lo creado crea a su vez. Desde la aparición de la conciencia ha habido una causa relativamente libre que utilizó las fuerzas de la naturaleza para fines deseados. Esta causa interna, emanada de la realidad externa, determinada por ella, es la naturaleza toda volviendo a encontrarse al llegar a la conciencia.

Y este esfuerzo consciente de elevar la espiral que sintetiza la evolución humana, tal cual nos es dado conocerla, abre ancho campo al ideal. El triunfo será de aquella ilusión vital que, en un momento preciso, adapte la energía interna a los fines incontrastables dc la energía universal, armonice nuestra vida interior con la vida total. Y el