Página:Camana pedagogia social.djvu/223

Esta página ha sido corregida


3.000 Congresales escuchó absorta y conmovida, como ante un ideal futuro, el relato de lo que, para mí, era, desgraciadamente, una bellísima y fecunda realidad vivida ya.

Hoy sus discípulos perpetúan su recuerdo en las futuras maestras que esta Escuela Normal forme.

¡Fuerte y animosa mujer; maestra, forjadora de almas; madre amantísima y justa, al instituir estos dos premios unen tus discípulas tu nombre al nombre de tu escuela! ¡Vele siempre tu ejemplo sobre ella!