Página:Camana pedagogia social.djvu/169

Esta página ha sido corregida


En segundo lugar, fíjanse días "para repasar programas" debido al erróneo concepto que se tiene del examen: Insistiremos sobre ello más adelante.

A veces la ley de la compensación desgraciadamente aquí se comprueba: el Consejo, por pálpito, decreta una excelente disposición y hay profesores que la anulan. Al caso: pide el Consejo, sabiamente, que los estudiantes normales, amén de la clasificación mensual sobre la materia de enseñanza y de las clasificaciones del examen escrito de Julio y del oral de Diciembre, pasen por la bien denominada "calificación", "determinar la suma de aptitudes, méritos y calidades personales", dentro de las condiciones personales dell alumno, sus características morales, su vocación y aptitudes para el gobierno de los niños, por las calidades de gobierno propio que haya revelado; sus hábitos de puntualidad y aseo; su salud y energías; la corrección de sus actos de la vida escolar, como compañero y amigo, y el prestigio que, a consecuencia de ellos, goza entre los suyos"; cuáles son las que dan el concepto de un maestro de verdad". Y bien, no se creerá, pero hay profesores que, dictando dos materias, por ejemplo, dicen al ser interrogados para "calificar" a determinados alumnos: "¡Es bueno en geografía; malo en historia!". Ni que decir que el concepto de la "calificación" no ha sido comprendido. En geografía o en historia, lo clasifica él mensualmente y en los exámenes; pero, al "calificar", no