Página:Camana pedagogia social.djvu/147

Esta página ha sido corregida


sexual; no se detendrá en cerrar el ciclo integral haciendo que los alumnos universitarios apliquen lo aprendido elevando al pueblo, al instruirlo por medio de conferencias sistematizadas: ni se conformará con dictar la "cátedra de la humanidad" en forma de instituto de puericultura, estirpicultura y maternología anexos a los colegios secundarios; o con el instalar al niño y al obrero de acuerdo con las necesidades vitales —aire, luz, espacio, sol,— egoísmo bien entendido, única y real virtud. No. La educación integral no se detendrá allí: como para todo lo dotado de vida, el progresar será su ley.

Entonces comenzará a preocupar a la escuela, científica y humanamente, el problema de los sexos basado en un ideal religioso: "la religiosidad humana" cultivada en el hogar.

Sin esa "religiosidad humana", al dar hoy la instrucción sexual a todos sin excepción, correríase el mismo peligro que si se enseñara el manejo de las armas a todos sin excepción, incluso al loco y a los criminales natos.

La humanidad ha sido nutrida durante siglos y siglos por un ideal religioso hoy contrario a la vida. Debemos impedir que esos prejuicios y más supersticiones —esfuerzos impotentes de la razón por guiar inducciones extraviadas, que la ciencia abandonará definitivamente cuando llegue en su conquista de la realidad a ser la síntesis integral de las necesidades y de las aspiraciones humanas—