Página:Camana pedagogia social.djvu/102

Esta página ha sido corregida


en armonía con sus gustos, con sus aptitudes y conservará en él la tendencia integral, el espíritu de generalización que lo preservará de la especialización prematura, excesiva, estrecha, retaceada, maquinal, desorganizadora, cuyas consecuencias fatales deplora la actual generación obrera.

Moralmente, el niño asimilará la noción de equilibrio y de desarrollo individual; la de justicia y reciprocidad social, teniendo en cuenta que la educación moral es una resultante de la existencia normal, física e intelectualmente, en un medio normal.

La base científica de la enseñanza engendrará en el niño el concepto de ley de progreso, de evolución.

Ante todo esta educación integralmente humana no le hará daño, pues de ella serán descartados los prejuicios falaces, las impresiones deprimentes; todo lo que lleva a la imaginación fuera del campo de la verdad, lo que la turba o desordena: sugestiones malsanas, excitaciones de la vanidad, de la rivalidad o de los celos. En cambio rodeará al niño de un ambiente de calma, de orden, de verdad natural; de una vida sencilla, variada, animada por trabajos prácticos y por juegos. Engendrará, sobre todo, por el contacto de protector a protegido nacido en la Escuela Hogar, el sentimiento de responsabilidad; ejercitará al niño en el empleo graduado de la libertad y hará sentir el orgullo de vivir dignamente la vida.