Página:Apuntes para la historia de Marruecos.djvu/59

Esta página ha sido corregida


Image 1 - page 11 - Apuntes para la historia de Marruecos djvu.png




VII


A

BDELMUMEN, que puede reputarse como el fundador de la dinastía de los almohades, era hombre de prendas, como lo probaron sus hechos, habiendo subido á tan alto estado desde el taller humilde de un alfarero, que fué su padre; y cierto que sin su valor y talentos militares no habría logrado Mohammed-el-Mahdí establecer en el Mogreb las doctrinas que enseñaba, derrocando el poder colosal de los almoravides. Pero la historia puede acusarle con razón de muy cruel y de tan fanático en la reforma anunciada por su maestro, que entre otras cosas mandó quemar cuantos libros de versos halló en sus Estados. Dueño del imperio, empleó Abdelmumen el resto de sus días en sosegar algunas insurrecciones de otros falsos santones ó codiciosos soldados, de las cuales no fué poco nombrada una en Ceuta, que obligó al nuevo príncipe á demoler los fortísimos muros de aquella plaza, y en sojuzgar la parte del Mogreb-el-Aula ó Yfriquia, arrojando de algunas plazas marítimas de por allá á ciertos aventureros cristianos ó al rey de Sicilia, según la ver-